Documento del Municipio Autónomo de San Juan Copala a la XXVIII reunión plenaria del Congreso Nacional Indígena, Jalisco 5 y 6 de febrero.


1. ¿Qué es la autonomía y cómo la ejercemos en nuestras comunidades?
La autonomía de los pueblos indígenas es la forma de autogobierno regido por su sistema normativo de sus usos y costumbres, son nuestros derechos legítimos, para nosotros la autonomía va de lo particular  a lo general, esta empieza desde la casa, desde la colonia, desde el estado, desde el país, porque cada espacio cuenta con reglas internas. El derecho a la autonomía no es algo nuevo, su historia data de miles de años en la historia de los pueblos originarios.
En San Juan Copala la autonomía se ejerce a través de las asambleas comunitarias de las comunidades para determinar la justicia, cuando los partidos políticos intervienen con sus estructuras estatales dividen la comunidad y destruyen su autonomía.
En la autonomía defendemos los recursos naturales, la medicina tradicional, nuestra forma de ser, pero el gobierno interviene con sus grupos paramilitares como MULT y UBISORT y entonces se destruye la autonomía, como paso con la radio comunitaria de San Juan Copala creada en el 2008, en donde se escuchaba la voz de todas y todos, al intervenir los gobiernos y partidos políticos asesinan a las y los compañeros. Decirse autónomo es peligroso para quienes como las transnacionales mineras, tienen intereses en las comunidades.


2. ¿Como se presenta el despojo en las comunidades? (programas, ordenamientos territoriales, apoyos, etcétera).
El despojo del territorio en la región triqui, como en el resto de las comunidades indígenas, comienza con la invasión y exterminio de los españoles, antes de esto el territorio triqui era bastante amplio, las fronteras triquis llegaban a Tlaxiaco y hasta Cerro del Caballo y Tecomaxtlahuaca, pero con el paso del tiempo nos han despojado varias veces en diferentes momentos históricos, imponiendo varios municipios controlados por el gobierno alrededor de San Juan Copal para dividirlos romper su unidad y su organización pero siempre nos hemos luchado y enfrentado a todo tipo de dominación. En la actualidad sólo se cuenta con menos del 50% de lo que era el territorio triqui.
En un principio para conseguir despojarnos usaron a los sacerdotes que encabezaron los procesos de despojo, sacaban la información haciendo un estudio de las familias y buscaban cuales eran los conflictos y rivalidades, sino existían los generaban, más de la mitad del territorio triqui fue despojado por los españoles y los caciques, desde entonces las estrategias han sido las mismas división de las familia, generación de grupos armados, generación de rumores y rivalidades, introducción de aguardiente y armas pero esto nunca fue gratis, en la segunda mitad del siglo XX otorgaban todo esto a cambio de las cosechas de café, algunas veces pagadas míseramente, muchas otras ocasiones se obligaba a la gente a ceder sus cosechas y mientras nosotros nos matábamos entre hermanos triquis grandes cosechas de café salían en cargamentos gigantescos de la región para llenar el bolsillo de los caciques que entregaban las balas, las armas y el alcohol.
Nos queda claro que el origen del despojo empieza con la división entre los integrantes de una comunidad, también sabemos que quien despoja lo hace por intereses específicos que tienen que ver con el sistema capitalista en el que vivimos actualmente, ahora tenemos el conflicto de la sed minera que pretende ser saciada por los grandes empresarios con nuestra sangre, lo cual repiten varias veces y cuando un líder defiende a su pueblo fabrican órdenes de aprensión y se lo llevan para matarlo y/o desaparecerlo, por defender su pueblo lo toman como delito y utilizan a la misma gente de nuestras bases para firmar un documento donde esto se avala, según para que haya paz en la región, que se cede una porción del terreno para que parezca legal.
Los métodos para despojarnos han sido varios, nos han ofrecido programas gubernamentales, que sabemos son falsos, porque no apoyan ni ayudan a nuestro pueblo, estos programas sirven para comprar líderes oportunistas, el dinero que reciben es mucho para sus personas y sus familias, pero no lo es en cambio para satisfacer los problemas de una comunidad entera, por eso el Municipio Autónomo está en contra de esos programas, porque esos programas los hace la gente de arriba pero no resuelve los problemas de abajo, porque estos son diseñados para dividirnos y despojarnos.
Tenemos ejemplo históricos de reordenamientos territoriales, en Putla, Constancia de Rosario y Juxtlahuaca los españoles nombraron sus autoridades y construyeron su municipio con lo cual impusieron sus formas de gobierno y nos echaron de un lugar que era nuestro.
Los gobiernos capitalistas aparentan dar un apoyo a las zonas rurales, esa palabra se traduce en la traición y corrupción, en la región triqui llegaron los programas en apoyo al campo PROCAMPO, PROGRESA Y OPORTUNIDADES, son programas que dividen por que llegan para una familia o dos, a diferencia del MULT y UBISORT el MASJC aunque recibía los programas de PROCAMPO u otros, nunca se subordinó a las políticas del gobierno. Prueba de ello es que no hemos aceptado el sistema electoral.
Recientemente hemos sido víctimas del despojo de nuestro Chuman’a, esto ocurrió el pasado 13 de septiembre de 2010, en la madrugada, el golpe fue orquestado por los grupos paramilitares, MULT-PUP y UBISORT-PRI, brazos armados y votos que el Estado financió para destruir todo intento de emancipación de nuestro pueblo, esta intervención es similar a la de los años 70’s donde se temía que secundáramos el levantamiento de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez o como la represión de la UBISORT desde el 94 para impedir que imitáramos el levantamiento zapatista.


3. Cuales han sido los problemas que tenemos al construir la autonomía en nuestros pueblos y como los hemos ó podemos resolverlos

En San Juan Copala el problema principal que tenemos para ejercer la autonomía es la presencia del Estado capitalista mexicano a través de su sistema de partidos políticos, es la dependencia y la división al interior de las comunidades que intentan crear o crean a través de sus dádivas o recursos del gobierno, son los caciques y los políticos que resultan beneficiados y defendidos por los gobiernos, es la codicia de las empresas mineras por despojarnos del territorio y destruir la ecología porque se sabe que hay ricos recursos minerales en Juxtlahuaca, donde se localizan once yacimientos de metales importantes. Tres de antimonio, dos de cobre, dos de fierro, uno de oro, uno de plata, y dos polimetálicos: uno de oro, plata y antimonio, en el extremo norte del municipio; otro de cinco metales (oro, plata, antimonio, plomo y zinc) a menos de cuatro kilómetros de San Juan Copala.Pero en particular un impedimento principal para el ejercicio de nuestra autonomía es el paramilitarismo que asesina, agrede, hostiga, viola mujeres, amenaza, impidiendo el ejercicio libre e independiente de nuestro proyecto.La existencia de los partidos políticos (PRI, PAN, PRD, PUP) y las limosnas que arroja a las comunidades a través de sus programas como procampo, procede y otros, genera división y entonces en la región triqui resulta que algunas personas aceptan estas situaciones como nos ocurrió en 2003 cuando un grupo dentro del MULT al que pertenecíamos, anunció que se formaría un partido político diciendo que de esta manera podíamos transformar nuestra situación de marginación y defender nuestros derechos como comunidades indígenas.No estuvimos de acuerdo y entonces formamos una oposición que retomó la lucha por convertir a la región triqui en un territorio autónomo, señalando que para nosotros esta es la forma histórica que los pueblos indígenas hemos adoptado para cuidar de la tierra y del territorio, para autogobernarnos de acuerdo a nuestras tradiciones de cultura, de lengua y formas comunitarias de organización para la convivencia y el trabajo, para mejorar nuestras condiciones de vida (vivienda, alimentación, educación, salud).Inspirados en los caracoles zapatistas, en 2007 con Timoteo Alejandro Ramírez como uno de nuestros más significativos representantes a la cabeza, declaramos con el acuerdo de varios pueblos y comunidades, el Municipio Autónomo en San Juan Copala. No permitimos el ingreso de los partidos políticos, nos regimos a través de asambleas comunitarias y un consejo de ancianos para resolver los problemas políticos, sociales, económicos y culturales que son provocados por el sistema capitalista a través de sus gobiernos, instituciones y grupos de poder
Pensamos en varios proyectos que nosotros mismos iríamos construyendo tanto en lo educativo (programas de estudio acordes con nuestra cultura incluida nuestra lengua triqui y una escuela preparatoria), salud (rescate de la medicina tradicional basada en las hierbas), deporte (canchas de basketbol). La participación de las mujeres en la lucha les permitió su participación en los diferentes proyectos y decisiones que pudieron impulsarse gracias a la instauración de la autonomía de 2007 hasta noviembre de 2009, cuando empieza el cerco paramilitar de MULT-PUP y UBISORT-PRI al municipio autónomo de San Juan Copala impidiendo el libre tránsito de sus pobladores así como la entrada de alimentos, medicamentos, agua, luz eléctrica, comunicación, el acceso a maestros y médicos.
Impulsamos a través de mujeres jóvenes sobre todo, la radio comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio”, desde donde en nuestra lengua nos informábamos de diversas situaciones locales y hasta de asuntos nacionales e internacionales.Sin embargo, vimos muy de cerca que la construcción de la autonomía representa un peligro para los planes del sistema capitalista.  Entonces la UBISORT –grupo ligado al PRI y a muchos caciques de la región nace en 1994 para contrarrestar la influencia de la rebelión zapatista- que ya contaba con un grupo armado, comenzó a atacar y hostigar a San Juan Copala y a las comunidades que apoyaban nuestro proyecto de autonomía, a pesar de que siempre sostuvimos que nuestro esfuerzo de autonomía es UN ESFUERZO DE ORGANIZACIÓN CIVIL Y PACIFICO. A la fecha debido a los constantes ataques de paramilitares tenemos más de 25 compañeros nuestros asesinados, así como decenas de heridos y cientos de desplazados sin que hasta la fecha haya un solo detenido. Nosotros hemos tomado como ÚNICA ARMA la denuncia y la movilización política.Teresa Bautista y Felícitas Martínez, las dos jóvenes locutores de la radio comunitaria, fueron asesinadas el 7 de abril de 2008, cuando volvían de la comunidad de Llano Juárez a San Juan Copala, comenzando una escalada de asesinatos y de ataques directos al Municipio Autónomo.Los más conocidos por muchos han sido los de Bety Cariño y Tyri Antero Jaakkola, activistas defensores de los derechos humanos, adherentes a La Otra Campaña, asesinados por paramilitares de UBISORT cuando se dirigía una caravana con ayuda humanitaria a San Juan Copala el 27 de abril del año pasado. Luego son asesinados, el 22 de mayo del mismo año, Timoteo Alejandro Ramírez y su esposa, Cleriberta Castro, en su casa, en Yosoyuxi.Pero no solo UBISORT y sus pistoleros han estado involucrados en este asedio, cerco y asesinatos de y en San Juan Copala. También el MULT que se auto declara de izquierda, adherente a La Otra Campaña, cuenta con personajes armados. Desde antes de que decidieran sus dirigentes la formación de un partido político que en los diversos sucesos electorales ha terminado apoyando a uno u otro partido oficial, vimos como se formaba un pequeño grupo de líderes que se alejó cada vez más de las comunidades.Al mismo tiempo que las cuentas bancarias de los seudodirigentes de izquierda fueron en aumento, se acrecentaba la política del paramilitarismo que es un espiral de violencia que no termina y nos condena a la muerte. Consideramos que el Movimiento y Unificación de la Lucha Triqui (MULT) maneja un doble discurso, se dice de lucha anticapitalista y anti sistema,  pero reprime y explota a los hermanos triquis, ha traicionado los acuerdos de San Andrés al formar el Partido Unidad Popular  y al servir al gobierno de Ulises Ruiz para atacar el proyecto de Autonomía de  la región triqui.  Tomado de diversos testimonios, suceden los hechos del día 13 de septiembre de 2010, aproximadamente a las 04:00 de la mañana, más de 500 hombres fuertemente armados con A-47, R-15 y ametralladoras del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT) provenientes de 20 comunidades del MULT y 4 comunidades de la UBISORT, se apoderaron violentamente del Municipio Autónomo de San Juan Copala y del Palacio Municipal Autónomo. Paramilitares que disparaban y gritaban al mismo tiempo desde el palacio municipal, ex cuartel militar y desde los cerros que rodean a la población consignas como ¡Viva MULT!, ¡Viva UBISORT!, ¡Viva Rastrojo!, ¡Mueran los autónomos!, ¡Muera MULTI!, ¡Muera José Ramírez Flores!, ¡Muera el maestro Miguel Ángel Velasco!, ¡Muera Jesús Martínez Flores¡, ¡Copala ya es del MULT y de la UBISORT! y ¡Tienen hasta el día de mañana para abandonar la comunidad o serán masacrados como perros!. En esta invasión y ataque violento, fueron heridas María Rosa Francisco de 35 años y María Rosa López de 55 años de edad, la primera fue herida en el tobillo y en la pantorrilla del lado izquierdo y la segunda a la altura de la pierna izquierda.El MULT reclama más de 350 muertos. También esos son nuestros muertos porque antes, de las fechas en que se detallan esos asesinatos, éramos una sola organización. El MULT de ahora donde predominan cacicazgos, se aprovecha de nuestro pasado de lucha realmente independiente para hacer creer que es el mismo de antes. El MULT se dice de abajo y a la izquierda, anticapitalista, pero ellos mismos reconocen que su proyecto de partido político es diferente al que impulsa La Otra Campaña y por tanto, el Congreso Nacional Indígena. Ellos dicen en uno de sus comunicados, de mayo 2010: “… el proyecto político del MULT… es el partido indígena estatal Unidad Popular”. Y en otro señalan: “No nos alejamos de la escuela popular como movimiento de autoformación y construcción del sujeto político. Ni dejamos de participar con la Otra Campaña, -aunque de momento la lucha en las urnas, nos separa- porque el fraude electoral ha sido el arma de la mafia del poder y como camino posible nos queda la autonomía a la que no renunciaremos jamás, como aspiración legítima y estratégica de la comunalidad.” (Comunicado del 23 de agosto de 2010).Algunas organizaciones o grupos dicen que hay confusión en las informaciones, que por ello no pueden dar una opinión, que nosotros la nación triqui, debemos resolver nuestras diferencias. Reiteradas ocasiones acudimos a solicitar la solidaridad y el apoyo de colectivos y organizaciones de La Otra Campaña. Pocos respondieron, la mayoría guardó silencio diciendo que los asesinatos eran producto de un conflicto interno. Lo mismo dijo la Procuradora del Estado de Oaxaca. En el peor de los casos se cobija a la dirigencia del MULT como si de verdad fuera organización de lucha.Lo que vimos es que esas diferencias lo que pretenden es no resolverlas, sino desaparecerlas por medio del uso de la fuerza, protegidos, amparados y armados por el Estado y sus gobiernos, entonces las soluciones a nuestro parecer aparecerán cuando en la región haya paz producto de que haya justicia para los asesinados, para las familias desplazadas, para los heridos, y no se imponga la impunidad como hasta ahora sucede.En un ambiente de paz prosperaría el proyecto de autonomía. Entonces podríamos trabajar incluso en un sistema normativo que surja del consenso que nos permita resolver los problemas internos, como parte del ejercicio integral de ser autónomos e independientes.Para nosotros un punto fundamental para ejercer la autonomía es la exigencia de respeto a los Acuerdos de San Andrés, pero si no de cualquier modo como dicen los zapatistas, no necesitamos permiso para ser libres y ejercer la autonomía en los hechos. Nosotros de cualquier forma seguiremos  resistiendo y yendo a la ofensiva política.
Conclusión
El Estado capitalista con su política de dominación, explotación, represión y violación de todos los derechos humanos  considera una afrenta la lucha por la autodeterminación de los pueblos ya que esta lucha por la autonomía indígena implica la lucha por el territorio y sus recursos naturales incluidos el agua, los bosques, los recursos minerales y los energéticos, el aire, la tierra así como nuestra lucha por la libertad, la justicia y la democracia para todos los explotados y desposeídos del país y del mundo.
Hemos hecho nuestra la sexta declaración de la selva Lacandona al ser firmantes y adherentes a la Otra Campaña y al CNI siendo consecuentes con la construcción de la autonomía en nuestro territorio, razón por la que fuimos asesinad@s, violad@s, reprimid@s y despojados recientemente por los brazos paramilitares del Estado MULT-PUP y UBISORT-PRI, por eso  entendemos que solo la unidad con otras luchas y los sectores de abajo en el país, nos permitirá avanzar en la destrucción del capitalismo y conseguir la emancipación conjunta que necesitamos.
                                                                            Atte. Municipio Autónomo de San Juan Copala, Oaxaca